logo
Agencia de publicidad donde la imaginacion es el poder de hacer posible lo imposible.
Gran Via, 16-20 · 5ªplanta
08902 L'Hospitalet de Llobregat
Barcelona
T +34 932 419 150
info@saatchi.es
Siguenos

Bye, bye Apps, welcome chatbots

Elisabet Garcia, Consultora Digital.

Puede que el titular resulte poco creíble, pero vista la evolución de los chatbots en estos últimos meses, ojo, digo meses y no años, a mí personalmente no me resulta descabellado.

Los chatbots no son una tecnología nueva; de hecho, existen desde hace unos quince años, sin embargo han vuelto a resurgir debido a la gran penetración de los smartphones y el uso que hacemos de estos.

Nadie se cuestiona la utilidad de las aplicaciones, pero sí el uso que hacemos de éstas. Si prestamos atención al tipo de aplicaciones descargadas en estos últimos seis meses vemos como, por primera vez, las aplicaciones de mensajería desbancan a las aplicaciones de redes sociales. Esto quiere decir que cada vez le damos más valor al poder comunicarnos.

Es posible que alguien se pregunte, ¿y qué son los chatbots?, pues bien; son programas dotados de Inteligencia Artificial que permiten hacer todo tipo interacciones a través de un chat. Gracias a ellos, se puede recibir información de forma más simple e intuitiva, casi como si mantuvieras una conversación, y todo dentro del mismo entorno.

Conversar con un chatbot es mucho más rápido que navegar por infinidad de menús de una página web. No hay que esperar a que el navegador la cargue, y tampoco necesita ser descargada como una aplicación. Simplemente envías un mensaje y ya estás utilizándolo. Además su uso es sencillo y muy intuitivo ya que sólo tienes que escribir un mensaje al chatbot, tal y como preguntarías a una persona, y esperar para comenzar la conversación acerca del tema en cuestión.

Actualmente contamos con más de 34.000 chatbots de última generación, algunos curiosos, otros un tanto alocados y otros muy útiles, como por ejemplo Eva, el bot de Vueling que te ayuda en diversos procesos, como la facturación, la puerta de embarque o la cinta donde recoger las maletas. También está Christopher, un bot que ayuda a organizar los deberes a los más pequeños de la casa marcando prioridades o Mode.ai, el personal shopper de Facebook que tiene la capacidad de usar tus fotos para identificar las prendas que llevas y mostrarte dónde puedes comprarlas online o dónde encontrar otro tipo de ropa similar. Como veis, las formas en que un chatbot puede ayudarnos son muy variadas. Pueden proporcionarnos información sobre el tiempo, noticias, consejos personales, interactuar con nuestro banco, o simplemente podemos conversar con ellos.

Los entendidos en Inteligencia Artificial vaticinan una nueva revolución, y prevén que de aquí a 10 años todas las empresas tendrán un chatbot para interactuar con los clientes de forma totalmente autónoma, delegando a un segundo plano las aplicaciones, webs y call centers.

Así que, el llegar a ser protagonista de un capítulo de Black Mirror o incluso conversar con Roy, el replicante de Blade Runner, ¡no está tan lejos!