logo
Agencia de publicidad donde la imaginacion es el poder de hacer posible lo imposible.
Gran Via, 16-20 · 5ªplanta
08902 L'Hospitalet de Llobregat
Barcelona
T +34 932 419 150
info@saatchi.es
Siguenos

Trabaja tu propia felicidad. Empezando por tu lugar de trabajo

Por Alba Guzmán, CEO

5 reflexiones para una cultura laboral más feliz y productiva

Hablemos de qué organiza nuestro trabajo, si la consecución de unos objetivos o el reloj. Prefiero siempre la primera opción, porque entonces estamos hablando de saber qué se espera de mí, de compromiso y de satisfacción cuando llegan los logros. En el compromiso también hay decepción cuando el resultado no es el esperado, pero también hay espacio para la esperanza o la determinación por conseguirlo la próxima vez. Todo es más intenso, como la vida. Sin embargo, la medición del desempeño laboral por el número de horas que calentamos la silla está falto de emociones y de estímulos. Aliena, agrisa, aplana… le falta el querer hacer algo simplemente porque sientes que es lo que quieres hacer. Le falta compromiso.
Esta reflexión gira en torno al liderazgo colaborativo. A la idea básica que la inteligencia se potencia colectivamente y que, juntos, pensamos mejor que por separado. Si mi opinión importa y es tenida en consideración, las decisiones que se derivan de un proceso deliberativo conjunto están en parte motivadas por como pienso yo. Eso refuerza mi sentido de pertenencia al grupo, a la empresa, a la marca y su bandera. Alimenta, de nuevo, mi compromiso y me hace sentir a gusto con mi responsabilidad.
Hay que ser persona, padre, pivot, tía, turista, hija, cocinero, ciclista, escritor, recolector de setas, profesor a ratos, casteller… y no solo empleado. Para ello es fundamental que tengamos tiempo para desarrollar y cultivar nuestras otras facetas. Aquéllas que nos hacen felices y nos satisfacen. Aquéllas que también dan sentido a nuestra vida. Necesitamos oxigenarnos y estimular nuestras neuronas. Así que bienvenidos los horarios y vacaciones flexibles, el trabajo colaborativo, el desempeño por proyectos y el teletrabajo.
Como estoy comprometido me interesa saber todo aquello que ocurre en mi lugar de trabajo y en la empresa, en general. Desde cómo va la consecución de los objetivos económicos, qué cosas relevantes ocurren en otras oficinas, qué planes se están desarrollando para el futuro hasta qué se cuece en la dirección. A un verdadero equipo se le mantiene informado no sólo de las buenas sino también de las malas noticias. Es más, incluso se le anima para que pueda expresar sus opiniones y aportar ideas que hagan crecer al grupo. ¿No hemos quedado ya que todos formamos parte de un equipo y que somos más fuertes si pensamos juntos? Pues eso.
No hace falta salir de afterwork con los compañeros de trabajo para sentirse a gusto con ellos trabajando cada día. Ya lo dice el refrán: “quien tiene un buen ambiente laboral tiene un tesoro”. Es, quizás, lo más importante tras la remuneración. Y para muchos, el factor para decidir quedarse o irse.
Un buen clima laboral potencia la colaboración, la autoestima y el desempeño final. La receta tiene, cómo no, los ingredientes básicos que todos conocemos pero que no todos saben mezclar: respeto mutuo, confianza, reconocimiento de nuestros logros, flexibilidad, motivación y posibilidades reales de dar nuestro feedback. Un room scape con los compañeros mola, pero mola más saber que formas parte de un equipo capaz de hacer cosas increíbles 🙂