logo
Agencia de publicidad donde la imaginacion es el poder de hacer posible lo imposible.
Gran Via, 16-20 · 5ªplanta
08902 L'Hospitalet de Llobregat
Barcelona
T +34 932 419 150
info@saatchi.es
Siguenos
Nada es imposible – Jay McLaughlin

Nada es imposible para una creatividad valiente

Por Ana Gurrea Cabrera, Ejecutiva de cuentas

No siempre una imagen vale más que mil palabras. A veces, las palabras lo son todo. Una sola frase puede simbolizar mil ideas, personas e historias, y atrapar en sus letras la fuerza, la valentía y el espíritu del sueño más grande.

Hoy en día, es fácil oír que nada es imposible, que no hay límites (menos aún para la creatividad) y que el ser humano puede lograrlo todo. Pero hubo un tiempo en que la creatividad y las ideas estaban totalmente encerradas entre los muros de la prudencia. No era sencillo dar un paso más allá, arriesgarse y exponerse a fallar; ser quién extendió las alas y alzó el vuelo cuando nadie se atrevía a volar.

Come to the edge.
We might fall.
Come to the edge.
It’s too high!
COME TO THE EDGE!
And they came,
And he pushed,
And they flew.

“Come to the Edge” by Christopher Logue

En 1981, durante la presentación del informe anual de Saatchi & Saatchi se incluyó este poema de Christopher Logue como una fuente de inspiración y hoja de ruta para la creatividad. Eran tiempos difíciles y complejos para la inventiva publicitaria, donde lo viejo ya no valía, pero lo nuevo era un misterioso desconocido del que mejor desconfiar.

En una época como esa, llena de desafíos para las agencias de publicidad, era necesario un carácter empresarial innovador y, por encima de todo, valiente. “Come to the Edge” representaba esta forma de pensar y daba alas a una nueva creatividad; una creatividad para la que nada es imposible.

Las palabras “Nothing is Impossible” han quedado grabadas desde entonces en el corazón de Saatchi & Saatchi, en su equipo, en sus filiales de todo el mundo, en su filosofía creativa, e incluso, de forma literal, en los escalones de entrada a la oficina de Londres. Y es que, en nuestro equipo lo sabemos bien, todo es imposible hasta que se te ocurre cómo hacerlo 😉